Estudiantes agradecen al PTI equipamiento del Colegio Técnico María Auxiliadora
 La Dra. María Teresa Peralta, Directora del PTI, observa el aprendizaje de los estudiantes

El estudio es el camino que les abrirá oportunidades en la vida, dijo a jóvenes estudiantes la Directora Ejecutiva del Parque Tecnológico Itaipu (PTI), Dra. María Teresa Peralta, durante la entrega de equipamientos técnicos al Colegio Salesiano María Auxiliadora, ubicada en el km 20 de la zona de Minga Guazu. Directivos y alumnos de escasos recursos de la institución, agradecieron el apoyo y la ocasión que les permitirá un mejor aprendizaje.

La Dra. Peralta, al inicio del acto, alentó a los estudiantes a continuar perfeccionándose utilizando el  equipamiento hecho a la institución educativa, mediante el apoyo de Itaipu. “A través de esta inversión del Gobierno Nacional y la IB tienen la oportunidad de sacar adelante al país. Queremos sentir que están contentos ya que esto es una evidencia de que el dinero está bien utilizado, porque se está ayudando a jóvenes paraguayos con deseos de superación”, observó.

Instó a los estudiantes a que cada uno de ellos sean instrumentos del cambio, desarrollando sus aptitudes y vocaciones. Seguidamente seis alumnos dejaron su testimonio de que sin el PTI e Itaipu no hubieran tenido la oportunidad actual.

El programa de fortalecimiento que se lleva adelante a través del PTI  al Colegio Técnico María Auxiliadora, ubicada en el km 20, en un populoso barrio altoparanaense de Miga Guazu, ofrece una mejor perspectiva de capacitación a 311 alumnos de la institución, la mayoría de ellos en estado de vulnerabilidad.
Las carreras técnicas que siguen los jóvenes son electrotécnica, automotriz, agromecánica y mecánica general, lo que les posibilitar a contar con estos conocimientos básicos para abrirse paso profesionalmente en las universidades.
El director de la institución educativa, el padre Dionicio Ferreira, mencionó que se estaban cerrando tres años de convenio con el PTI-Itaipu, por lo que este 2015 estaban recibiendo mucho para las especialidades de electrotécnica, automotriz, agromecánica y mecánica general. “Las máquinas e insumos que recibimos hoy nos llenan de orgullo, por lo que solo tenemos alegría y agradecimientos al PTI, pues la mayoría de nuestros jóvenes provienen de familias en estado de vulnerabilidad”, dijo.

A su vez, la Coordinadora del Centro de Innovación en Educación del PTI, Dra. Laura Battilana, mencionó que la apertura de los laboratorios y la instalación de los equipos para que los jóvenes puedan hacer sus trabajos en el Colegio María Auxiliadora eran únicos, cumpliéndose de esta forma 3 etapas del proyecto para el mejoramiento y la transformación de la institución.

TESTOMONIO DE LOS  ALUMNOS
Alejandro Jiménez: Vive en el kilómetro 5 de la ruta internacional y dijo que sigue la especialidad de mecánica. “Mi padre está vinculado con esa actividad y por ello siempre me interesó. Estoy muy conforme con el equipamiento que hicieron en el Colegio María Auxiliadora”, señaló.

Ruth Ramírez, estudiante de mecánica general, dijo sentirse muy satisfecha con los diversos equipos que reciben y con los que cuentan en el Colegio. “Nuestra carrera es única y nunca hubiera podido estar aquí sin el apoyo del PTI e Itaipu”, señaló.

Nelson Segovia, estudiante del Km 20, dijo que en el colegio aprendían mucho porque desprenden y arman piezas en las clases de mecánica. “la carrera que elegí es la mejor y lo que aprendo ahora no se compara con nada. Estoy haciendo el tercer año y en este último es bien completo lo que nos están enseñando. Si se quiere aprender, esta es una oportunidad única”, dijo.
Eugenio es otro alumno que manifestó su agradecimiento por la oportunidad que se le daba en el Colegio María Auxiliadora, con 17 años está estudiando mecánica automotriz. “Cuando me enteré que Itaipu daba becas se me abrió una gran ocasión, sin esta ayuda no hubiera estado aquí”, subrayó.

Araceli  Moreira:  “Al ganar la beca pude venir a esta institución y  vivir aquí con mi hermano. Y puedo decir que solo los fuertes estamos en este Colegio técnico, donde hay pruebas constantes cada día. No a todas nos alcanza la suerte de continuar, por lo que agradezco por las becas que nos dieron y nos permiten estar aquí. Muchos estamos todavía aquí por el esfuerzo diario que realizamos y mediante eso también hacemos pasantías y trabajos. Considero que somos los más privilegiados del Alto Paraná porque no hay otro colegio similar en la zona”.

Karen Sosa: estudiante de electrotécnica, estudiante de electrotécnica, dijo que mediante la pasantía salían ya a buscar apoyo en el sector privado. “Nuestra capacitación es muy buena y los profesores son excelentes”, dijo.
Ubaldo González, oriundo de Juan León Mallorquín y estudiante de Agromecánica, dijo que todos los días se levanta a las 4 de la madrugada para poder llegar al Colegio. “Aquí contamos con las herramientas y máquinas adecuadas para nuestro aprendizaje. Por ello con un compañero madrugamos para aprender y poder salir adelante”, dijo.

Gilberto Gavilán: “Como dijo el compañero, viajamos todas las madrugadas de Mallorquín, pero el conocimiento que adquirimos vale la pena el sacrificio. Agradecemos mucho por ello este acompañamiento del PTI”.