Categorías
Noticias

Fundación PTI-PY apoya al sector de la agricultura familiar

La Fundación Parque Tecnológico Itaipu Paraguay – FPTI-PY se encuentra trabajando con pequeños productores de la comunidad de Crescencio González, Departamento de Canindeyú. Se trata de proyectos financiados por la ITAIPU, y acompañados por el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

El objetivo es introducir paulatinamente el uso de tecnología apropiada y buenas prácticas agrícolas, para el manejo integrado de cultivos, suelo y plagas, con el propósito de generar capacidades locales para el desarrollo sostenible (económico, social y ambiental), con enfoque integral.

Beneficiarios

Estos proyectos benefician, de manera directa a 300 familias (distribuidas en 10 núcleos), que representan un total de 1.500 personas, aproximadamente.

La ejecución de los proyectos arrancó hace 18 meses, con una duración inicial prevista de 24 meses. Entre las acciones realizadas y en proceso, se pueden citar las siguientes:

•        Asistencia técnica

Para la planificación, seguimiento y evaluación de los trabajos en finca, tanto para los cultivares para productos de consumo familiar (maíz, poroto, habilla y maní) y los de renta (sésamo, mandioca, naranja agria).

Asimismo, se suministra capacitación en varios temas, principalmente en lo que respecta a densidad de siembra (cantidad recomendada de plantas por ha), cuidados culturales, cosecha, post cosecha, comercialización conjunta de productos y Buenas Prácticas Agrícolas – BPA.

También en manejo de suelo (recomendaciones de cultivo de cobertura y/o abonos verde de invierno y de verano), manejo de plagas y enfermedades (monitoreo, identificación, prevención y combate), seguridad en el trabajo (protección individual, cuidados, etc.) y utilización de equipos e insumos.

Las capacitaciones y asesoramientos se realizan de manera individual en la finca de cada productor o en grupos, a los que se provee, por ejemplo, de diez alambiques, utilizados para la extracción de esencia de petitgrain, obtenidos de la hoja de naranjo agrio.

Para ello, y con el apoyo técnico del equipo de la Fundación PTI-PY, se amplió el cultivo de naranjo agrio, que de 25 hectáreas que tenían el año anterior, pasó a 120 hectáreas, de manera a optimizar el uso de los alambiques.

De acuerdo a explicaciones técnicas, estos alambiques pueden alcanzar una vida útil superior a 30 años, según el uso que se les dé, y la esencia de petitgrain es un rubro alternativo a los cultivos de renta que tienen actualmente los agricultores, y podría decirse que es como una jubilación para los productores y sus familias.

•        Mecanización de las labores agrícolas

También se mecanizaron 600 ha (destronque, rastroneada y nivelación) para preparar la finca para el laboreo mecanizado, orientado principalmente a la siembra directa.

Asimismo, se realizaron trabajos de corrección de suelo, con enfoque de agricultura por paisaje (agricultura de precisión), en función a análisis de suelo practicado en toda la comunidad, y procesamiento de datos con tecnología de sistemas de información geográfica.

•        Equipamiento

Por otra parte, fueron entregados varios equipos, entre ellos 750 silos metálicos de 500 kg de capacidad (para conservación de granos y otros), sembradoras para sésamo y plantadoras de mandioca, pulverizadoras, desmalezadoras y los alambiques para la extracción de esencia de petitgrain.

Estos equipos facilitarán las labores de campo y permitirán mejorar los rendimientos de los diferentes rubros.

También fueron entregadas tres motocicletas para uso de los técnicos, así como equipos completos de protección individual provisión de insecticidas, fungicidas, herbicidas; implementos agrícolas, como, sembradoras de sésamo y plantadoras de mandioca.

•        Insumos

Igualmente se hizo entrega de semillas, fertilizantes, defensivos agrícolas (insecticidas, herbicidas, fungicidas), correctores de suelo (cal agrícola). En ese sentido fueron entregados 37 paquetes de semillas de hortalizas, como locote, tomate, cebolla, berenjenas, zanahoria, lechuga y repollo.

Además, 1.599 kg de insecticida orgánico, insecticida químico 440 litros, fungicida 600 litros, herbicida 2.580 litros y 180.000 kg de fertilizantes, cal agrícola 600.000 kg.

Asimismo, semillas de autoconsumo, tales como: 1673 kg de poroto, 3.940 kg de maíz y 217 kg de arveja. Igualmente, 13.636 kg de semilla de abono verde o de cobertura, avena negra.

De acuerdo al Ing. Eduardo Aponte, dichos insumos fueron entregados en forma oportuna, según calendario agrícola para corrección de la acidez del suelo, fertilización, siembra y control de plagas y enfermedades de los diferentes rubros.

•        Industrialización

Como ya se citó más arriba, con la intención de agregar valor a la producción primaria, se instalaron diez alambiques (uno por cada núcleo) para la extracción de esencia de petitgrain a partir de las hojas de la naranja agria.

Sobre este punto, el ingeniero Aponte comentó que, anteriormente, con el alambique tradicional obtenían 2 kg de esencia de petitgrain por cada carga o “saca”, en cambio con los alambiques apalancados por el proyecto, que son de mayor capacidad de carga, hoy extraen de 4 a 5 kg del producto, en menor tiempo y menor trabajo, por el sistema tecnológico con que cuenta esta mini industria.

•        Comercialización

Basado en el modelo de comercialización conjunta, el equipo de profesionales especializados de la Fundación PTI-PY, igualmente ha trabajado en el establecimiento de nexos con el mercado para los rubros de renta.

•        Infraestructura vial

También fueron mejorados 42 km de caminos de tierra, de manera a utilizarlos en todo tiempo; además, se está terminando un puente de hormigón armado en el trayecto al Núcleo 10 y está prevista la construcción de dos más.

El proyecto cuenta con el financiamiento de ITAIPU y el acompañamiento del Ministerio de Agricultura y Ganadería – MAG, con la fiscalización permanente de técnicos del PTI-PY, que siguen trabajando con los productores de la comunidad de Crescencio González del Departamento de Canindeyú.

•        Infraestructura civil

Por otro lado, se llevó adelante la construcción y equipamiento del Colegio Técnico, Bachillerato Técnico Agropecuario, Crescencio González.

La adecuación, ampliación y equipamiento de las escuelas Eris Cabrera, Felipe Osorio y 14 de Noviembre; y la construcción de depósitos para productos, insumos y equipos.

Resultados e impactos a la fecha

De acuerdo a los datos técnicos, ya con la primera cosecha fue posible notar resultados muy favorables, principalmente en lo que respecta a los rendimientos de los cultivos, logrado en función a la aplicación de las recomendaciones técnicas, los trabajos de mecanización y el poder contar con equipos e insumos adecuados.

Al respecto, el Ing. Agr. Eduardo Aponte, especialista agrícola del proyecto, comenta que el año pasado el sésamo tuvo un rendimiento a nivel nacional de 600 kg/ha, y con las acciones del proyecto impulsado por la Fundación PTI-PY se llegó a producir hasta 1.500 kg/ha y un promedio de 1.000 kg/ha.

Añade que ese logro dinamizó la economía local de manera importante, con ingresos estimados de alrededor de dos mil millones de guaraníes en la zafra.

Además, las mejoras de la infraestructura vial permiten contar con comunicación en todo tiempo, tanto a nivel interno (entre los núcleos) como con el exterior de la comunidad, ya sea para traslados normales, como para las urgencias y la comercialización de productos.

El colegio técnico, de temática orientada al sector agronómico, forestal y ambiental, así como los colegios no técnicos (dotados de cocina, comedor y salas de informática), permitirán a los lugareños estar mejor capacitados para los desafíos presentes y futuros, y aumentar sus capacidades locales de planificación y gestión.

Las mejoras introducidas, en conjunto, permiten colocar los productos en el mercado, así también, mejorar las condiciones sociales de la población y del ambiente, a través de la introducción de los criterios de cuidado y conservación.

Expresiones de beneficiarios y líderes de la comunidad

Benito Galeano, productor afincado en el Núcleo 1, manifestó que el trabajo realizado por los técnicos de la Fundación PTI-PY ha sido muy importante, ya que aprendieron cómo manejar los cultivos de manera integral, principalmente sin degradar el suelo y mejorar los rendimientos.

“Por ejemplo, en cuanto al cultivo de maíz blanco, tupí rojo y poroto, hemos hecho tal como nos recomendaron los técnicos, con las distancias correspondientes, con lo cual hemos logrado mejorar la calidad y el desarrollo de las plantas”, expresó.

Añadió que su organización había solicitado el concurso de “técnicos que saben cómo hacer las cosas”, “y lo que hemos aprendido ya no lo vamos a olvidar”.

Equipo de la Fundación PTI-PY e ITAIPU

El equipo de trabajo de la Fundación PTI-PY e ITAIPU está compuesto de un especialista agrícola, el Ing. Agr. Eduardo Aponte, tres técnicos del lugar, Diego López, Armando Moreno y Edgar Portillo.

También se cuenta con un fiscal de obras, el Ing. Civil Efraín Pont. Apoyan para la organización y administración el Ing. Agr. William Acuña y el Lic. Mario Escobar.

En ITAIPU, la encargada del proyecto es la Superintendencia de Obras y Desarrollo, División Estudios de la Dirección de Coordinación Ejecutiva – ODRE-CE.

Todos los trabajos y acciones se planifican y deciden de manera participativa con los productores, sus familias, los líderes y los técnicos.

La comunidad Crescencio González

La comunidad Crescencio González está ubicada en los Distritos de Ypejhu e Itanará, del Departamento de Canindeyú, y comprende alrededor de 5.000 hectáreas, y está organizada en 10 Núcleos.

Data del año 2000 y posee un historial de larga lucha por la reivindicación de sus derechos. Pertenece a la Federación Nacional Campesina – FNC del Paraguay. A la fecha, la comunidad está liderada por Isidro Ortellado.

La referida comunidad fue elegida por el Gobierno Nacional para iniciar un modelo de apoyo técnico al sector de la agricultura familiar campesina, que luego se extendería a otras comunidades del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *