Categorías
Noticias

Paraguay, Privilegiado para el Desarrollo de la Electromovilidad

Paraguay es un país privilegiado para desarrollar la electromovilidad, pues tiene energía limpia y renovable en abundancia, dijo Alejandro Zuccolillo, Director Comercial del Grupo Timbó, en entrevista con el Área de Comunicación de la Fundación PTI-PY.

  • ¿Sería necesario algún incentivo para impulsar con mayor fuerza el uso de automóviles movidos a electricidad, sobre todo para la gente que quiere migrar hacia un auto eléctrico?
  • Hay dos caminos. En primer lugar, sentarnos a esperar y esperar que suceda con el paso del tiempo, cuando la persona va a terminar migrando hacia la movilidad eléctrica. Es un proceso que podría durar entre 15 y 30 años, dependiendo con qué velocidad lo hacemos.

Sin embargo, Paraguay puede liderar el proceso, ya que tiene la particularidad de contar con energía limpia y renovable, teniendo en cuenta que muchos países, para cargar sus autos eléctricos (otra vez), queman combustibles fósiles, gas, carbón, petróleo o utilizan energía nuclear, que también tiene sus problemas.

Nosotros somos uno de los países más privilegiados – en el contexto de la electromovilidad – en el sentido de que sabemos que la energía que nosotros carguemos a nuestros autos sería 100% renovable y limpia.

Entonces, la mayoría de los países del mundo no tienen esas condiciones y tienen que hacer la doble migración: de la generación y del consumo, mientras que el desafío de Paraguay está en el consumo.

El costo del desafío del consumo es 20 veces menos que el de la generación. O sea, para que el 100% de los autos que ingresan a Paraguay todos los años sean eléctricos, hay que invertir USD 1.000 millones como país, que es el costo entre los autos a combustión y los eléctricos.

Para poder tener una generación 100% eléctrica, Paraguay tuvo que invertir USD 20.000 millones en ITAIPU, donde el desafío de generación fue 20 veces mayor que el de un eventual consumo.

Entonces, acá nosotros podemos sentarnos a “esperar que pase el tren”, que todos los países ya tengan implementadas sus medidas, que tengan generación y consumo limpios, y ser nosotros los últimos en generar los cambios, o podemos liderar este proceso.

Cabe destacar que el Gobierno Nacional, a través del Parque Tecnológico Itaipu Paraguay – PTI-PY, puso en marcha el año pasado el proyecto “Ruta Verde”, con cargadores que serán habilitados oficialmente por parte del Ministerio de Industria y Comercio – MIC en poco tiempo más.

Para mayor información, se puede ingresar a la página web www.pti.org.py. Asimismo, en https://www.abc.com.py/nacionales/2020/10/19/estaciones-electricas-del-pti-estan-habilitadas-en-cuatro-localidades/

  • ¿Cómo podría liderar Paraguay ese proceso de transformación?

Podemos establecer unas metas muy ambiciosas, súper positivas, a corto plazo renovar toda la flota de vehículos del sector público, del transporte público; en un mediano plazo un cambio total de la flota privada, lo que haría que en siete años, Paraguay se convierta en el líder mundial en energía renovable, tanto en su generación como en su consumo.

  • ¿Qué beneficios nos traería asumir ese liderazgo mundial?

Hoy día, muchísimos países desarrollados eligen dónde van a tener sus operaciones – ya ni siquiera en base a logística – porque trabajan casi por completo digitalmente, sino sobre la base de qué países tienen conciencia ambiental, cumplen sus metas de desarrollo sostenible y cuáles son los países que generan menores impactos de emisión de carbono, y cuáles son los países que tienen una generación de energía renovable.

Sello mundial

Nosotros podríamos tener un “sello mundial” de líder en todas estas categorías y aprovechar mejor nuestra generación de energía hidroeléctrica, limpia y renovable, para poder vender a precio de consumidor final en nuestro propio mercado.

Premios y penalizaciones

¿Qué más el Estado puede ofrecer al propietario de auto a combustión para migrar a uno eléctrico?

Existen dos formas. Por un lado, el Estado puede penalizar los comportamientos negativos y premiar los positivos. En general se penalizan, por ejemplo, el consumo del alcohol, del tabaco y otros comportamientos negativos, porque no solamente impactan al consumidor, sino también a la sociedad (externalidades).

En la misma categoría se podría considerar la utilización de un vehículo a combustible, porque es negativo para la sociedad y, algo que no se contempla todavía con seriedad en Paraguay, es la Inspección Técnica Vehicular – ITV, que aquí es más bien teoría que práctica.

El ITV básicamente evalúa qué impacto negativo está teniendo un vehículo, y por el estado calamitoso en el que se encuentran muchos autos, no puede estar circulando por las calles, es realmente criminal.

Un vehículo así llega a circular en Japón, Estados Unidos o en Europa, el conductor va directamente a prisión, porque es muy grande la violación, porque genera externalidades, y no podemos negar que van a haber personas con problemas respiratorios u otros tipos de problemas de salud, debido a la contaminación.

En esos países la patente de un vehículo cuesta en función de lo que contamina, por tanto, con un vehículo eléctrico es gratuita o es ínfima porque no genera polución alguna; mientras que la habilitación para un auto movido o derivado del petróleo puede ser más onerosa que el propio vehículo.

Incentivos

Después están los incentivos, que son igual de importantes que los castigos. Noruega, por ejemplo, como incentivo directo otorga un reembolso de impuestos por la adquisición de un auto eléctrico. El país ha logrado que el 70% de su mercado sea de autos híbridos o eléctricos.

Después están los incentivos indirectos; por ejemplo, en el microcentro de las ciudades está prohibido estacionar un auto a combustión, sino fuesen taxis, vehículos públicos y eléctricos.

Eso le anima a la gente a cambiar. En Madrid, España, ni siquiera ya pueden entrar en el microcentro automóviles que no sean eléctricos, y entonces van creando zonas para autos libres de combustión, que son áreas súper agradables.

Realmente no podemos cuantificar el impacto negativo que tienen los vehículos a combustión, hasta que se los elimina. El aire que se respira se torna más puro, desaparece ese calor agobiante, que no es solamente por el pavimento, sino gran parte por la acción de los motores.

Tiene que ser un mix de medidas de incentivos para cambiar el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *